Corazón que siente, ojos que ven

En este post y el siguiente que se publicará la semana que viene, mi compañero de Eneagrama y amigo Juan nos ofrece un excelente resumen del libro “Corazón que siente, ojos que ven” que os recomiendo leáis tranquilamente para poder saborearlo, ¡qué lo disfrutéis!

Presentación: Me llamo Juan Antonio Vidal y tengo el honor y el placer de publicar en el blog de mi amiga Maica un amplio resumen del maravilloso libro “Corazón que siente, ojos que ven” de Maria Mercè Conangla y Jaume Soler, también creadores del concepto de Ecología Emocional y de la “Fundació Àmbit “, podéis ampliar información en: www.ecologiaemocional.com y www.fundacioambit.org.

¡Espero que el jugo que le he extraído os resulte dulce y nutritivo!

Introducción:

La Ecología Emocional la definen como: “Arte de gestionar nuestras emociones de tal forma que su energía se dirija a nuestra mejora personal, al aumento de la calidad de nuestras relaciones personales y al mayor y mejor cuidado de nuestro mundo”.

Los autores quieren que este libro actué de despertador para el lector y que aproveche su oportunidad de ser, amar y crear; plantea que de nosotros/as depende de que haya auténtica vida antes de la muerte, y quiere ser un abrazo a la vida con todas sus posibilidades a nuestra disposición y elección, con el único requisito de asumir sus costes. Afirman que no sirve de nada desear una vida mejor si no hacemos algo para conseguirla, y que aunque nos sintamos felices, siempre podemos mejorar.

El libro se compone de 4 partes y 10 capítulos finalizados cada uno con 20 preguntas al lector sobre su contenido, desarrollados en unas 300 páginas útiles y salpicadas de numerosas citas y referencias de grandes autores que lo enriquecen muchísimo. Aunque tiene algunas redundancias, hace un extenso y profundo recorrido por todos los ámbitos de nuestra existencia vital, sobre todo en nuestras dimensiones emocional y espiritual, y he tenido que esforzarme en la síntesis para intentar conseguir una eficaz representación del todo.

Resumen:

Empezamos a ser cuando la luz de la consciencia nos iluminó. Las posibilidades del ser sólo pueden preservarse si desarrollamos tres requisitos básicos: Amor, Sencillez y Generosidad.

Es nuestra mente la que da forma a lo que percibe, somos cocreadores de nuestra realidad y nuestra historia comienza cuando alguien cree en nosotros/as, y florece cuando somos capaces de confiar en nosotros/as mismo/as.

El secreto de la vida humana no radica en el hecho de vivir sino en el sentido de la propia existencia.

A veces desconfiamos tanto de nosotros/as mismo/as y de los demás que nos aferramos a las seguridades, las posesiones y demás reservas, y cargamos con teorías, creencias, penas, rencores, ofensas, hábitos, prejuicios, deudas, etc… e invadimos los territorios ajenos y hacemos nuestro lo que debería ser de todos, como si estuviéramos destinados a permanecer en el mundo.

 Amar comporta confiar, aceptar nuestra vulnerabilidad y, a pesar de todo, abrirnos a los demás. Si no nos arriesgamos no vivimos ni amamos, tan sólo vegetamos y sobrevivimos, sentimos y actuamos débilmente, temerosos de comprometernos por miedo a sufrir. Es por ello, que la autoconfianza se asienta en el conocimiento de nosotros/as mismos/as y precisa dedicación.

La destrucción en muchas ocasiones es necesaria para la construcción; En cambio, la destructividad como elección es un atentado a la vida.

El principio de Entropía dice “Todo tiende a equilibrarse con la mínima energía disponible“. Nuestra vida debería seguir este principio, especialmente en nuestras relaciones.

Tenemos una sociedad repleta de medios, pero, desierta de fines y de sentido, desequilibrada. Para que la vida sea posible, es preciso mantener un delicado equilibrio entre exactitud y error, entre estabilidad e innovación, entre recepción y aportación.

El sutil equilibrio en las relaciones se consigue hallando la distancia adecuada que nos permita ayudar sin ahogar, responsabilizarnos sin culpabilizarnos, dar al máximo lo que podamos sin sacrificar nuestra vida, que es para gozarla.

Los sistemas cerrados y endogámicos acaban deteriorándose o pereciendo, y los sistemas abiertos generan nuevas sinergias, se enriquecen, intercambian energía, se nutren y progresan.

Es esencial prestar más atención a cómo gestionamos nuestra energía, porque ahí reside la explicación de por qué no obtenemos los objetivos deseados y por qué a veces nos sentimos sin fuerzas para perseverar. La energía sólo se manifiesta cuando pasa de unos cuerpos a otros, es decir, cuando se transforma.

Debemos reflexionar sobre nuestra propia generosidad y la de las personas que hemos elegido para acompañarnos en nuestro camino, ya que nos merecemos compartir la vida con seres autónomos que no vivan a nuestra costa.

Ante algo que no depende de nosotros/as y en lo que nuestro único control puede ser la actitud que adoptamos, la aceptación es un proceso activo y un camino adaptativo, puesto que se basa en el principio de realidad; en cambio, la resignación nos hace adoptar el papel de víctimas pasivas o sacrificadas.

La retención emocional es una forma de avaricia. Toda la energía a la que no damos una salida creativa se convierte en destructiva y, o bien explota en forma de agresividad dirigida al exterior, o bien implosiona en el interior causando desequilibrio y enfermedad. La finalidad de las emociones es informar, dar una carga de sentido a lo que nos sucede, y cumplida su misión debemos dejarlas partir.

Vivir la vida aprovechándola en lugar de gozándola nos conecta a la miseria personal.

En cada momento disponemos de un nivel de energía emocional y mental que, según sea invertida, producirá determinados resultados: la podemos malgastar derrochándola en objetivos poco inteligentes, dejarla escapar repitiendo conductas desajustadas, o bien reciclarla orientándola de forma positiva. Con estas decisiones nos jugamos nuestra felicidad.

No delegar tareas que podamos realizar aumenta nuestra autonomía personal, nuestras competencias y nuestra confianza, y nos evita dependencias.

Para gestionar nuestro mundo emocional y nuestra vida los autores proponen:

a) Reducir los niveles de basura emocional que lanzamos a nuestro medio y deterioran el clima.

b) Reciclar positivamente las emociones dolorosas y desagradables así como los sucesos vitales difíciles.

c) Reutilizar conocimientos, aptitudes, actitudes y capacidades infrautilizadas o malgastadas.

d) Reparar lo que se puede mejorar y sólo sustituir lo irreparable.

 

Gracias Juan por tu amor, sencillez y generosidad.

 

 

Publicado en Desarrollo de personas | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Los números de 2011

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un reporte para el año 2011 de este blog.

Aqui es un extracto

Un tren subterráneo de la ciudad de Nueva York transporta 1.200 personas. Este blog fue visto alrededor de 7.400 veces en 2011. Si fuera un tren de NY, le tomaría cerca de 6 viajes transportar tantas personas.

Haz click para ver el reporte completo.

Publicado en Metaobjetivo del blog | Deja un comentario

De la RSE a la Economía Sostenible

La RSE responsabilidad social empresarial, también llamada RSC responsabilidad social corporativa, puede definirse como la contribución activa y voluntaria al mejoramiento social, económico y ambiental por parte de las empresas, generalmente con el objetivo de mejorar su situación competitiva y valorativa y su valor añadido. La RSE pretende buscar la excelencia en el seno de la empresa, atendiendo especial atención a las personas y a sus condiciones de trabajo, así como a la calidad de su “producto”.

La responsabilidad social va más allá del cumplimiento de las leyes y las normas, dando por supuesto su respeto y su estricto cumplimiento. Bajo este concepto se engloban un conjunto de prácticas, estrategias y sistemas de gestión empresariales que persiguen un nuevo equilibrio entre las dimensiones económica, social y ambiental.

Ejemplos de acciones RSE:

Empleados: políticas dirigidas a garantizar igualdad de oportunidades a todas las personas respecto a su nacionalidad, género (Ley de Igualdad), capacidades (Integración de Minusválidos) y situación personal (conciliación vida laboral y familiar).

Medioambiente: planes estratégicos de análisis y compromiso sobre el impacto en el medio ambiente en términos de recursos de energía, emisiones CO2…

Proveedores: códigos éticos comerciales que impulsan valores de responsabilidad hacia clientes.

Sociedad: apoyo y promoción cultural, donación para acciones sociales a ONGs o Fundaciones.

Recientemente he asistido a varias conferencias donde se trataban temas de RSC, en las que varias empresas exponían las acciones de RSC que habían llevado a cabo. Algunas de las acciones expuestas fueron:

  • Implantación del E-trabajo.
  • Implantación de la firma electrónica para evitar la generación de un gran volumen de contratos en papel.
  • Colaboración con una Fundación que se dedica a la formación de  personas en riesgo de exclusión social, ofertando prácticas de empleo.
  • Colaboración con una Fundación dedicada a la atención de persones con inteligencia límite, ofreciéndoles empleo.

También el reportaje “El consumidor y la sostenibilidad, ejes principales de la RSE en el sector de gran consumo” publicado por www.compromisorse.com, explica lo que significa ser socialmente responsable para las empresas del gran consumo y las acciones  que llevan a cabo.

Está claro que todas estas acciones promueven valores de solidaridad, respeto, responsabilidad y generan confianza en el consumidor y en los clientes de las empresas, pero, pienso que son actos que no cambian el modelo económico, sino, que lo hacen evolucionar a una versión más avanzada. Muchas de estas empresas realizan memorias donde explican estas actuaciones, sin embargo, no hay una medida que sea un reflejo de la actuación global  de la empresa, así por ejemplo, puede ser que una empresa destine parte de sus beneficios a dar formación a personas en riesgo de exclusión social y por otro lado, en uno de sus proveedores la materia prima provenga de una explotación infantil.

En mi opinión falta una medida global más sistémica, uniforme e internacional que  refleje la actuación y los valores de la empresa, fácil de entender por el consumidor y aplicable a empresas de cualquier tamaño y actividad.

Ignasi Carreras, director del Instituto de Innovación Social de Esade ya dijo en una entrevista para compromisorse.com que “en un plazo de entre cuatro y ocho años se integrarán el informe económico financiero y el social y el medioambiental”.

¿Y cuál puede ser el siguiente modelo?

Christian Felber nos propone La economía del bien común, un modelo económico sostenible para el futuro, es un modelo alternativo de economía, donde pone el centro en el ser humano y su dignidad.

Basándome en el modelo propuesto por Christian Felber el cambio debería de promoverse desde los departamentos de personas, desde esos mal denominados recursos humanos y mejor denominados desarrollo de personas, por una simple razón, es un cambio hacia valores y los expertos en valores en todas las organizaciones son los profesionales de los “recursos humanos”.

El modelo trata de una economía basada en comportamientos y valores como la confianza, honestidad, responsabilidad, cooperación, solidaridad, generosidad y compasión. Cuando una empresa aplica y vive estos valores en toda su actividad obtiene más ventajas legales que la hacen más competitiva y le facilita ofrecer a menor precio sus productos o servicios. Para esto, es necesario medir estos comportamientos, redefiniendo el concepto de éxito económico, medido actualmente únicamente por indicadores monetarios (dinero) ya sea a través del PIB a nivel macro o del beneficio a nivel micro. El dinero no es capaz de medir nada de lo que para los seres humanos y el entorno ecológico es valioso e importante. El beneficio financiero no sirve para medir el éxito y la contribución de una empresa a la sociedad y al bien común.

El balance del bien común mide como una empresa vive la Dignidad humana, la Solidaridad, Justicia social, Sostenibilidad ecológica y la Democracia con todos sus grupos de contacto: los suministradores, los proveedores de dinero, los empleados, los clientes, las co-empresas y el entorno social y ecológico hasta las generaciones del futuro, son en total quince criterios que miden el comportamiento del bien común, a través de la matriz del bien común y lo que se obtiene no son unidades de dinero, sino simplemente puntos del bien común, se pueden lograr entre 0 y 1000 puntos, que distribuidos en cinco intervalos crean cinco colores diferentes, según el número de puntos, este método facilita que en cada producto puede figurar el color del bien común, para que los consumidores puedan decidir antes de tomar su decisión de compra. Lo más interesante es que las empresas con los mejores resultados en sus balances del bien común obtendrán ventajas legales, pagarán menores impuestos y aduanas, obtendrán créditos más baratos y tendrán prioridad en la compra pública, por lo que los productos éticos y justos serían más baratos en el mercado.

Es un proceso social que empezó a implementarse en octubre del 2010 y al que se han adherido según los últimos datos de su web 467 empresas como apoyantes, de éstas 120 empresas de 4 países son pioneras implementando el balance del bien común de forma voluntaria este año por primera vez. También pueden ser apoyantes: parlamentarios o políticos, organizaciones y particulares.

Además el modelo propone incluir límites máximos y mínimos a los salarios (límite al salario máximo: 20 veces el salario mínimo), un límite máximo a la propiedad privada (10 millones de euros para el patrimonio personal) y una herencia máxima y mínima (ésta última en el inicio de la vida laboral). Todo ello, para limitar la desigualdad de renta.

Os invito a ver el vídeo de Christian Felber y visitar su web, donde particulares y empresas pueden participar como apoyantes de esta pionera iniciativa, también busco empresas que quieran implementar el balance del bien común.

Publicado en Conciencia social | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 5 comentarios

Asertividad para Dummies

Asertividad es aquella habilidad personal que nos permite expresar sentimientos, opiniones y pensamientos, en el momento oportuno, de la forma adecuada y sin negar ni desconsiderar los derechos de los otros.

Para manejar un conflicto o defender los propios intereses en cualquier situación, existen varias formas de hacerlo: pasivo (no defiende sus intereses), agresivo (defiende sus intereses sin respetar el de los otros) y existe otra forma de hacerlo que sería el punto intermedio entre estos dos: asertivo.

 

Errores que hay que tratar de evitar:

  • Conducta agresiva: enfadarse y no buscar solución al problema.
  • Conducta pasiva o sumisa: quedarse callado delante de una objeción, porque el otro se impone.

Las conductas pasivas son aquellas que cuando se han de tomar decisiones las dejas para los demás o no las tomas para evitar el conflicto. Estas conductas no hacen que se expresen tus propias necesidades, tus pensamientos ni tus sentimientos.

Las conductas agresivas son aquellas que cuando tomas decisiones, están basadas en tu potencial para influir sobre los otros o sin tener en cuenta el posible impacto sobre éstos. Estas conductas humillan o dominan a la otra persona, física o emocionalmente.

La conducta asertiva es la habilidad de expresar tus pensamientos, sentimientos y percepciones, de escoger como reaccionar, y de hablar de tus derechos cuando es apropiado, con la finalidad de elevar tu autoestima y ayudarte a desarrollar tu autoconfianza para expresar tu acuerdo o desacuerdo cuando crees que es importante e incluso pedir a los otros un cambio en su comportamiento ofensivo.

En la película “Tienes un email” de Tom Hanks y Meg Ryan hay una escena en el minuto 40’:38’’ donde a partir de un incidente en el supermercado se pueden  identificar a personas que interpretan los tres tipos de conductas: pasiva (Miranda), agresiva (Henry) y asertiva (Joe protagonista).

¿Cómo podemos ser asertivos?

Una de las técnicas que se utiliza es la siguiente:

  1. Describir los comportamientos que te desagradan: “Cuando tu…”
  2.  Expresar tus sentimientos: “Yo me siento…”
  3.  Expresar los motivos y consecuencias: “Porque…”
  4.  Explicar petición: “Te pido por favor que…”

Un ejemplo de esta técnica ante una situación de una persona que llega reiteradamente tarde a las reuniones sería el decirle cuando tu llegas tarde a la reunión yo me siento frustrado porque pierdo el tiempo esperándote y esto me hace pensar que no respetas mi tiempo, por lo que te pido por favor que llegues puntual a nuestras reuniones”. 

 “Todos podemos enfadarnos, pero muy pocos son capaces de enfadarse en el momento oportuno, con la persona adecuada, por el motivo adecuado y de la manera adecuada” Aristóteles.

Gracias por la aportación de Mercedes Collazo Alós
Publicado en Desarrollo de personas | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , | 2 comentarios

Cómo encontrar el propósito de tu vida

Las eternas preguntas que la humanidad se ha planteado ¿cuál es el propósito de mi vida? ¿para qué estoy aquí? y ¿quién soy? El Dr. Wayne Dyer en la película “El cambio” las trata y reflexiona sobre ellas y sobre otros aspectos como el cambio cuántico, el ego, el sentido de la vida y la etapa del atardecer de la vida.

Hay un pensamiento que dice que cada uno de nosotros tenemos  un propósito en esta vida, que somos seres espirituales viviendo una experiencia material y es curioso, porque hay otra corriente de pensamiento que dice que somos seres materiales que pasamos a vivir en espíritu cuando morimos. Sea lo que sea o creas, lo que creas, mi opinión es que cada uno tenemos un propósito y algo que ofrecer a nuestra sociedad, a nuestro entorno. Explorarlo es responsabilidad de cada uno, al igual que cada uno tiene su momento para atreverse a descubrirlo.

Algunos extractos de la película son:

“El auténtico objetivo de la vida es ser feliz, disfrutar de ella y llegar hasta un lugar en el que no estés siempre intentando llegar a otro sitio”.

“Una de las maneras de cómo encontrar tu objetivo en la vida es regresar a la naturaleza y encontrar la tuya propia”.

Lao-Tsé nos recuerda que todo ser se origina del no ser, es el espíritu el que da la vida”.

“Todos cuando llegamos al mundo lo hacemos a partir de una gota diminuta de protoplasma humano, de una pequeña mota. Todo lo que necesitabas estaba en aquella mota. Durante los nueve primeros meses de vida, desde el momento de la concepción, lo han hecho todo por ti y no te has preocupado de nada: es el impulso hacia el futuro”.

Sobre el ego dice que tiene varias características:

  1. “El ego es una parte nuestra que empieza a decirnos que no somos una creación divina y perfecta” sino que   “tú sólo eres lo que tienes…el dilema es que si eres lo que tienes y las posesiones desaparecen lo que eres también desaparece en el proceso”
  2. “No soy sólo lo que tengo sino que también soy lo que hago”
  3. “Soy lo que los otros piensan de mí, es decir soy mi reputación”

Otras partes del ego que se refieren a la separación:

“El ego tiene un sistema de creencias que dice que la persona está separada del resto”

“También estoy separado de todo lo que echo en falta en la vida, de todas las cosas que me gustaría tener”

“El ego nos enseña que estamos separados de Dios”

Sobre el proceso de cambio el Dr. Wayne Dyer comenta que:

“A medida que nos acercamos al atardecer de la vida seguimos las mismas directrices del ego que aprendimos en el amanecer de la vida que se basan en la competición, en ganar, en ser mejores que el resto, etc. e intentamos aplicar estas mismas conductas al atardecer de la vida y por eso, acabamos viviendo una mentira, porque lo que era verdad por la mañana por la tarde es una mentira”.

“A medida que entramos en la fase del sentido de la vida, lo que sucede es que empezamos a pensar en el cumplimiento de un dharma, en cumplir un destino, en algo más profundo, un llamamiento que sólo podemos sentir en nuestro interior,… para sentirse realizado y vivir la vida con un objetivo”.

“Hay un lugar en nuestro interior más profundo que quiere sentirse realizado, que quiere saber que su vida ha marcado una diferencia, que ha dejado este lugar, este planeta donde ha vivido mejor que cuando llegó, que ha conmovido profundamente la vida de alguien, con su existencia. Todos queremos eso, no es una cuestión de edad ni de encontrarse a uno mismo, seas quien seas, tengas la edad que tengas: sólo estás a un pensamiento de cambiar tu vida”.

Es una película muy inspiradora y la recomiendo también para entender mejor el ego que plantea el eneagrama y el cambio hacia la esencia.

Publicado en Herramientas | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 3 comentarios

La energía que nos rodea

Según el Feng Shui, el dormitorio es el lugar que más se asemeja al útero materno, es el lugar donde muchas mañanas despertamos simulando la primera posición fetal. En el dormitorio transcurre un tercio de la vida humana, por eso necesitamos que nos ayude a equilibrarnos y reponernos, pero en muchas ocasiones, no le damos la importancia que tiene y obviamos que el dormir es uno de los actos más importante para que se regeneren nuestras células.

Cada vez hay más personas que padecen insomnio, que malgastan su energía o vitalidad en contrarrestar desequilibrios provocados por un sueño ineficiente. Tenemos un contaminante invisible que no se ve, no se oye, no se huele, no se toca, no se saborea, pero hay personas que lo sienten consciente o inconscientemente, ya sea por los efectos que provoca en su cuerpo o por una sensación de incomodidad, que en algunos casos provoca dolor de cabeza, insomnio, variaciones en la presión arterial, trastornos de atención y memoria, y en otros casos puede llegar a provocar indirectamente patologías más graves como el cáncer: es la contaminación electromagnética.

Me parece interesante tratar este tema porque parece que en la era de la información, los lugares más sanos son en los que no hay cobertura de móvil y no llega internet inalámbrico.

¿Cuáles son las fuentes de generación de campos electromagnéticos de alta y baja frecuencia? En nuestro entorno torres de media o alta tensión, tendidos de distribución eléctrica o transformadores, antenas de telefonía móvil; en el interior de edificios (viviendas, lugar de trabajo,…) equipos electrónicos,  electrodomésticos (televisores, neveras, lavadoras, microondas…), pequeños transformadores, ordenadores, ascensores, transmisores de radio y televisión, teléfonos inalámbricos, wifi, móviles, bluetooh,…

¿Qué efectos puede tener en el organismo? Según la OMS, del 1 al 3 por ciento de la población muestran electrosensibilidad y sufren síntomas como cansancio, cefalea, mareos, vértigo, sudoración, irritación cutánea, picor,  enrojecimiento de la piel, estrés, taquicardia, hormigueos, insomnio, fatiga, dolor muscular, o cambios del estado de ánimo ante la proximidad habitual de una fuente. En España hay un documental que recoge los conocidos casos de leucemia en niños de un colegio de Valladolid, pero, sin llegar a los casos graves de este reportaje, hay muchos otros efectos más generalizados como el insomnio o no dormir profundamente. En este supuesto, según Mariano Bueno, experto en Geobiología y fundador de la Asociación de Estudios Geobiológicos GEA, los campos  electromagnéticos inhiben la producción de melatonina, hormona activadora de la reparación celular, y eso noche tras noche impide la regeneración de las células, provocando dolores de cabeza, dolencias articulares, disfunciones orgánicas, depresión del sistema inmunitario y a largo plazo, puede derivar en patologías neurodegenerativas, leucemias o tumores.

Cuando dormimos con ondas electromagnéticas a nuestro alrededor nuestro cerebro detecta que hay peligro, deja de crear melatonina y dirige su energía a compensar esa situación. Cualquier radiación electromagnética intensa inhibe la glándula pineal, encargada de segregar melatonina e impide a las células repararse debidamente pudiendo provocar depresión, desánimo, carencia de energía para afrontar situaciones cotidianas en la vida personal o laboral y esto suele tener efectos sobre el desarrollo de nuestro trabajo.

En 2007 se creó el grupo BioIniciative, que cuenta con un portal en internet donde se pueden consultar centenares de estudios científicos publicados, con los efectos de las ondas electromagnéticas en la salud humana.

Además del tiempo que pasamos en casa, también el lugar de trabajo puede ser un foco de este tipo de contaminación; de hecho, aparte del conocido síndrome del edificio enfermo, cada vez hay más enfermedades que están relacionadas, como la Lipotrofia semicircular.

Otro dato interesante es que, a pesar del reconocimiento oficial a nivel internacional del potencial nocivo de la contaminación de baja frecuencia, la legislación vigente en el Estado español, tanto laboral como doméstica, es tan permisiva con los niveles de contaminación eléctrica y magnética que no protege del riesgo del que nos alertan las investigaciones científicas. Actualmente se permiten niveles de hasta 500 microTeslas en entornos laborales y de hasta 100 en los residenciales, mientras que los científicos independientes recomiendan no superar 0,1 microTeslas. En este sentido  cada país establece sus propios límites. Por ejemplo, en emisiones de telefonía móvil la recomendación de la resolución de Salzburgo del año 2000 fija los límites en 0, 001 uW/cm2 (0,06 V/m) al aire libre y de menos de 0,0001 uW/cm2 (0,02 V/m) para exposición a RF en interiores y  en Salzburgo ya han llegado a esos límites, mientras en otros países estamos todavía muy lejos de esos niveles. Según Agustín Bocos, abogado ambientalista en una entrevista publicada en la contra de la Vanguardia afirma “España permite 400 microvatios por centímetro cuadrado. Castilla-La Mancha, 0,1 microvatios; Catalunya, 200. En Nueva Zelanda, el nivel permitido es de 0,01, y en Nueva Gales del Sur, Australia, 0,001. Es como decir que en un lugar se puede ir a 200 kilómetros por hora y en otro a 100.000”.

Desde el ámbito de los recursos humanos nos dedicamos al desarrollo de las personas en cuanto a sus competencias (liderazgo, inteligencia emocional, negociación, gestión del tiempo, planificación,…) sin embargo, las condiciones físicas del entorno de trabajo pueden estar ejerciendo un impacto negativo en el rendimiento y la eficacia de las personas y en su propio desarrollo profesional.

Algunos consejos de los expertos son:

En el dormitorio:

  • Orientar el cabezal de la cama al noreste.
  • Evitar colchones con muelles o soportes metálicos.
  • Evitar cabezales metálicos en la cama.
  • Andar descalzo al llegar a casa después del trabajo.
  • Evitar en las mesillas de noche las radio despertadores eléctricos (utilizar de pilas o batería), teléfonos o equipos electrónicos, así como móviles o cargadores de éstos.
  • La TV de pantalla plana irradia poco, en cambio la de tubo catódico emite radiación hasta cuatro metros atravesando muros, por lo que es posible que ésta llegue de la TV de un vecino.
  • Apagar el wifi por la noche.

En el trabajo:

  • Usar auriculares para el móvil y evitar el pegarlo al cráneo (hoy se sabe que el móvil pegado al cráneo durante más de diez años duplica las posibilidades de desarrollar un tumor cerebral y equivale a fumar durante 20 años un paquete diario de cigarrillos).
  • Usar materiales nobles en mesas y sillas, como la madera.
  • Asegurar la conexión a una toma de tierra.

Otros enlaces:

Campaña “Escuelas sin Wifi”: http://actuable.es/peticiones/peticinn-publica-retirar-wifi-las-escuelas-durante-el

Manifiesto de la plataforma estatal contra la contaminación electromagnética: http://www.geobiologia.org/gea/mencem/60-cemaf/101-notadeprensaplataformaestatal

Publicado en Conciencia social | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Siete claves para el liderazgo de un equipo de alto rendimiento

Basadas en los valores  de los “Castellers”, ¿qué competencias debe tener un líder de equipos de alto rendimiento?

Emitido en TV3 en el canal 33 el día 3 de Octubre 2011 a las 21:45 en el programa “Mercadal de Reus”, del minuto 14:15 al 18:00.

El  pasado día 27 de septiembre asistí a una jornada organizada por Aedipe Catalunya y Teamtowers, donde nos dieron a conocer buenas prácticas en dirección de personas y equipos de alto rendimiento. Fue un encuentro entre el mundo “casteller” y el mundo empresarial, protagonizado por dos “Cap de colla”, David Miret “Cap de colla” de “Castellers de Vilafranca” y Santi Terraza “Cap de colla” de “Colla Jove de Castellers de Sitges”. Ellos, junto a otros invitados a la jornada, nos explicaron y nos hicieron experimentar los valores y competencias que son necesarios para que un grupo de personas de todas las edades, con diferentes intereses, motivaciones y con distinta forma física, pueden alinearse para conseguir un objetivo con ilusión y con el enfoque de que el equipo está por encima del individuo.

Nos explicaron cómo es de necesario y enriquecedor, precisamente esa heterogeneidad de personas, para que el equipo consiga sus objetivos; unos objetivos marcados claramente por el “Cap de colla” (líder) que es el que sabe hasta dónde puede llegar el equipo, pero, ¿cuáles son las claves para cada año conseguir un reto nuevo superando el del año anterior? ¿cómo lo consiguen?, para poder trasladar esas prácticas al mundo empresarial, en mi opinión hay tres aspectos relevantes que en las empresas por regla general no se realizan:

  1. El “Cap de colla” es elegido entre todos, por un período de cuatro años.
  2. Cuando el “Cap de colla” toma esa responsabilidad hace un acto de humildad ante todos arrodillándose para tomar ese cargo.
  3. Cuando algo falla, su reflexión es hacia dentro no hacia fuera, ¿En qué me he equivocado? ¿Por qué no me he dado cuenta que el equipo no estaba preparado? ¿Qué hemos aprendido?

Hay otras prácticas que aunque son evidentes y por regla general se aplican en las empresas, a veces la inercia del día a día hace que se difuminen y que impidan alcanzar los objetivos, por ello vale la pena recordarlas:

  1. Preparar y planificar las acciones que se llevarán a cabo, roles, tiempos, gestión de imprevistos…
  2. Comunicar a todo el equipo el objetivo a conseguir.
  3. Realizar una comunicación continua de seguimiento, con el propósito de que todos los que forman parte del equipo sepan exactamente, en cada momento, cuál es la situación. Este punto  los “castellers” lo resuelven transmitiendo a través de la música y  sus diferentes sintonías el estado de la torre, para que las personas que están en la “pinya” (base de la torre) y que no tienen visibilidad, sepan cuál es la situación.
  4. Aceptar el aprendizaje a través de las equivocaciones, dándoles una connotación positiva. En los “castellers” el tratamiento de las caídas es muy importante y defienden que “si no te caes no aprendes”.
  5. Disponer de un sensor dentro del equipo que advierta de posibles dificultades. En los “castellers” los que hacen de  termómetro dentro del equipo son los niños, por su sensibilidad con el entorno.
  6. Interiorizar que todos son necesarios y tienen su posición idónea dentro del equipo, aunque no hay nadie imprescindible.
  7. Ajustar cada año los objetivos para que sean nuevos retos, pero asumibles.

Por último, las siete claves a aprender por un líder “dels Caps de colla” son:

  1.  Humildad: para pensar que él no es el protagonista, es el equipo y que él trabajará para que el equipo se oriente a los resultados y objetivos con ilusión, emoción y pasándolo bien.
  2. Liderazgo hacia dentro: cuando no se llega al objetivo marcado no se buscan culpables, que sería un liderazgo hacia fuera, sino que el líder hace una reflexión hacia dentro pensando ¿en qué se ha equivocado? ¿qué no había detectado?  
  3. Aplicar un liderazgo situacional, adaptando el estilo de liderazgo, según el interés por la tarea y la competencia de cada persona.
  4. Destinar el tiempo suficiente como líder a conocer a las personas y su historia.
  5. Transmitir confianza y ser próximo.
  6. Saber escuchar.
  7. Dejar distancia a la hora de tomar ciertas decisiones.
Publicado en Desarrollo de personas | Etiquetado , , , , , , , , , , , , | 1 Comentario