El Informe Homo Sapiens. El futuro de la Humanidad

Michael Wadleigh

El pasado viernes 18 de Febrero de 2011 en la jornada Executive Meeting de EADA Alumni, el Sr. Michael  Wadleigh, director de cine y ganador de un Oscar por el documental “Woodstock” en 1970, (el mismo Oscar que le acompaña cuando da sus conferencias y que las personas que asisten pueden coger e incluso fotografiarse con él), aparte de este hecho anecdótico, Michael Wadleigh junto con su mujer Birgit van Munster (conocida por Dr. V.M.) han formado la Fundación Homo Sapiens, además de formar parte de un proyecto oficial para la educación de la UNESCO, para el desarrollo sostenible y en sus conferencias defiende el desarrollo sostenible para la humanidad como el tema más importante del siglo XXI.

En su intervención facilitó multitud de datos acerca del incremento de la población mundial, ya que actualmente somos 6.800 millones de personas en el planeta y si el ritmo de crecimiento sigue igual en el 2050 seremos 10.000 millones de personas. También explicó como el índice de productos que se generan hace que la energía que se utiliza y los recursos que se necesitan para ello, sean cada vez mayores y que países como China, India, Brasil cada vez querrán más productos, para aumentar su calidad de vida y para fabricar este incremento de productos, la pérdida será inevitable ya que la fabricación de productos provoca perdida de recursos y energía y la recuperación de residuos sólo consigue reciclar un 8%, por falta de tecnologías.

A todo este escenario planteó varias alternativas de solución, con una visión globalizada de la situación, que aunque pueden parecer transgresoras de nuestro sistema actual, son de sentido común y parten de aportaciones realizadas por niños a problemas similares en escenarios metafóricos:

  1. Disminución de la población no teniendo hijos o teniendo máximo uno, llegando en el 2050 a 1.000 millones de personas, realizando campañas a nivel mundial.
  2. Reducción de productos, incrementando su duración y compartiéndolos.
  3. Cambio en el sistema de valores.

También explicó un ejemplo muy sencillo acerca del proceso de utilizar un sistema finito  como un sistema infinito:

Si una abuela quiere dejar un dinero a su nieto, invertirá una unidad en un banco y éste lo dejará prestado a una empresa fabricante de productos que a su vez fabricará más productos con recursos gastando energía, luego el banco obtendrá intereses del préstamo del fabricante y pagará intereses a su vez a la abuela, con lo que ésta pasará a tener dos unidades, estas dos unidades las volverá a dejar en un banco y el ciclo se volverá a completar, así hasta que la abuela obtenga ocho unidades y se las dé al nieto. El nieto tendrá 8 unidades monetarias, pero, lo que le dirá a la abuela es “acabas de destruir mis recursos, tengo dinero y no tengo recursos”. Este es un ejemplo de la contradicción existente que para obtener más recursos monetarios, se destruyen recursos naturales y una de la razones es el sistema de valores actual en nuestra sociedad.

Para dar una visión global del problema comparó la vida en el planeta con la vida en una estación espacial, donde los recursos y el espacio es muy limitado. Mientras en una estación espacial tienen normas para todos y 9 astronautas comparten 1 producto, en la Tierra cada país tiene sus normas, 9 productos pertenecen a una persona y además, los países sólo quieren exportar con lo que los productos van de un lado al otro del mundo en una red de conexiones, a través del transporte, gastando energía y recursos, lo que desde la perspectiva de un astronauta en la estación espacial tiene la apariencia de  “locura”.

Una reflexión final fue indicar, ¿qué hace felices a los humanos? y ¿qué necesitamos? por este orden:

  1. Naturaleza.
  2. Otros humanos.
  3. Actividades, necesitamos utilizar nuestros cerebros y sentir emociones, porque así lo hemos hecho durante 135.000 años que tiene el Homo Sapiens.
  4. Desarrollar el talento creativo y artístico.
  5. Ser apreciado, atractivo y reconocido.

Por lo que los productos no nos hacen felices, de hecho cuando consigues un producto que querías, deseas otro nuevo y ser multimillonario no es garantía de felicidad. “Avatar” es una gran película que refleja esta reflexión.

Para concluir explicó que aunque decidamos vivir como un monje budista, en cuanto a su austeridad de productos, esto no es suficiente ya que se necesita un cambio en los gobiernos y en las empresas,  más representación de los científicos en este nuevo escenario y la creación de nuevas normas globales.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Conciencia social y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s