Cómo facilitar el aprendizaje con feedback III

Aprendizaje con feedback

Aprendizaje con feedback

Siguiendo con el tema del feedback ya tratado en dos artículos anteriores. Éste es la continuación del decálogo de competencias para entregar y recibir juicios, ampliado con ejemplos. Como continuación de la respuesta a la pregunta, ¿cómo podemos generar un intercambio efectivo de juicios críticos? Las normas recomendadas a seguir son:

9.  Referirse a las acciones (al comportamiento) del otro, incluyendo la fundamentación de lo que decimos, esta fundamentación tiene cinco requisitos que son:

    1. Finalidad, el ¿para qué? Emitimos el juicio proyectando a futuro.
    2. Contexto de la observación. Por ejemplo: “Jordi no es sincero con sus amigos”   (en este caso el contexto son sus amigos).
    3. Hechos probados del pasado. Proveer afirmaciones sobre hechos del pasado. Por ejemplo: “Manuel llegó tarde a clase tres días la semana pasada”.
    4. Estándares sociales. Determinar que estándares estoy utilizando. Por ejemplo: “Sonia es delgada” ¿con qué estándar social la estoy comparando?
    5. Comprobar el juicio contrario. Si puedo hacer el juicio contrario no cumplirá uno de los requisitos de fundamentación. Por ejemplo, si puedo decir “Jordi es sincero” y “Jordi no es sincero” no cumplirá un requisito de fundamentación, por lo que no podría emitir ese juicio.

10.  Ser objetivo, describiremos las acciones sin hacer juicios de valor sobre la conducta. Por ejemplo, evitaremos decir “Eres pasivo y con poca iniciativa” porque estaríamos valorando la conducta y la identidad, sería más claro decir “el día 14 de octubre se tenía que entregar el proyecto….”. Para el caso de  feedback positivo se aplica la misma regla al contrario, en vez de “El día 14 de octubre se presentó el proyecto con excelentes resultados…” decimos “Eres un buen colaborador”.

11. Hablaremos de cómo esas acciones “me” afectan o “en mi opinión” tienen resultados negativos o positivos, señalando por qué.

12. No invocaremos el nombre de otros en falso. Hablaremos por uno mismo, sin buscar apoyarse en otros que no están en la conversación, ni buscar culpables.

13. Escuchar: indagaremos el punto de vista del otro y  desconfiaremos permanentemente de la solidez del observador que somos y estaremos abiertos, a aspectos que no formaban parte de nuestra interpretación.

14. Pediremos cambios concretos en el comportamiento del otro, éstos pueden ser acciones correctivas o acciones de aprendizaje. Con la condición de que sean conductas que pueden ser modificables y de provecho para quien las recibe.

Y lo más importante equilibrar el número de expresiones positivas y negativas, porque es frecuente tener la tendencia a cargar más la parte negativa.

Por último, se recomienda que proporcionemos primero una retroalimentación positiva, para que la persona este receptiva y abierta, luego la retroalimentación negativa y después el resto de la retroalimentación positiva, debido a que lo último que escuchamos queda grabado en la memoria con mayor facilidad y finalizaremos agradeciendo el interés y la escucha.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Desarrollo de personas y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Cómo facilitar el aprendizaje con feedback III

  1. Yofre A.Bermudez G. dijo:

    Excelente,aspiro a mas informaion.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s