La Historia de las cosas de Annie Leonard

“¿Tú tienes un iPod? Yo me obsesioné un poco con el mí­o. De hecho, me obsesioné un poco con todas mis cosas.

¿Alguna vez te has preguntado de dónde vienen todas las cosas que compramos y adónde van a parar cuando las tiramos? Yo no podí­a dejar de preguntármelo. Así­ que investigué.”

Así empieza el vídeo de Annie Leonard licenciada en planificación urbana y regional, experta en materia de comercio internacionalcooperación internacionaldesarrollo sosteniblesalud ambiental estadounidense. Viajó por el mundo durante diez años para encontrar la respuesta, y el resultado está en La Historia de las Cosas (The Story of Stuff – versión original): un vídeo muy interesante y didáctico, que nos explica el ciclo de vida de los bienes y servicios y el modelo de economía basado en el consumismo.

Su vídeo -de unos 20 minutos de duración- ha sido visto por más de doce millones de personas a nivel global y rastrea la vida de las COSAS que usamos todos los días: de dónde vienen nuestras camisetas de algodón, nuestros ordenadores o teléfonos móviles y nuestras latas de aluminio; cómo se producen, se distribuyen, se consumen y adónde van cuando las tiramos a la basura.

Vídeo doblado al español

Recientemente también se ha publicado en castellano su libro “La historia de las cosas”.

Algunas de sus explicaciones:

“En primer lugar, este sistema parece funcionar bien. Sin ningún problema. Pero la verdad es que es un sistema en crisis. Y la razón por la que está en crisis es que se trata de un sistema lineal y nosotros vivimos en un planeta finito, y no es posible operar un sistema lineal indefinidamente en un planeta finito”.

“Tan sólo en las últimas tres décadas, se ha consumido un tercio de los recursos naturales del planeta”.

“En EEUU somos el 5% de la población mundial, pero usamos el 30% de los recursos del planeta y generamos el 30% de los desechos del mundo. Si todos consumiéramos al ritmo de Estados Unidos, necesitaríamos de 3 a 5 planetas”.

“La erosión de las economí­as y los ecosistemas locales (en países desarrollados) asegura el continuo suministro de personas que no tienen ninguna opción. En todo el mundo, doscientas mil personas por dí­a se trasladan desde los lugares que les dieron sustento por generaciones hacia las ciudades, muchos para vivir en barrios miserables, para buscar empleo, sin importar qué tan tóxico sea el trabajo”.

“¿Cómo mantienen bajos los precios? Bueno, no pagan mucho a los empleados de sus tiendas y recortan sus prestaciones sociales cada vez que pueden. De lo que se trata es de externalizar los costos. Esto significa que el costo real que implica producir las cosas no se refleja en los precios. En otras palabras, nosotros no estamos pagando realmente por lo que compramos”.

“Tenemos más cosas pero cada vez tenemos menos tiempo para lo que realmente nos hace felices: los amigos, la familia, el esparcimiento. Estamos trabajando más duro que nunca. Algunos analistas dicen que hoy dí­a tenemos menos tiempo libre que en el feudalismo”.

“Existe una nueva forma de pensar las cosas y está basada en la sustentabilidad y la equidad: Quí­mica Verde, Basura Cero, Producción de Ciclo Cerrado, Energí­a Renovable, Economí­as Locales Vibrantes”.

“Cuando las personas a lo largo del sistema nos unamos podremos recuperar y transformar este sistema lineal en un sistema nuevo, un sistema que no deseche ni recursos ni personas”.

Gracias a la aportación de Mercedes Collazo Alós

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Conciencia social y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s