La Carta de la Tierra

“Debemos reconocer que en medio de la magnífica diversidad de culturas y formas de vida, somos una sola familia humana y una sola comunidad terrestre con un destino común“; “somos ciudadanos de diferentes naciones y de un solo mundo al mismo tiempo” estas  frases forman parte del preámbulo de la Carta de la Tierra.

La Carta de la Tierra es una declaración de principios éticos fundamentales para la construcción de una sociedad global justa, sostenible y pacífica en el Siglo XXI. La Carta busca inspirar en todos los pueblos un nuevo sentido de interdependencia global y de responsabilidad compartida para el bienestar de toda la familia humana, de la gran comunidad de vida y de las futuras generaciones. La Carta es una visión de esperanza y un llamado a la acción.

Ha sido promovida por la “Iniciativa de la Carta de la Tierra” que es una red global y diversa de personas, organizaciones e instituciones que participan en la promoción y en la implementación de los valores y los principios de la Carta de la Tierra.

La Iniciativa de la Carta de la Tierra

Misión

La misión de la Iniciativa de la Carta de la Tierra es promover la transición hacia formas sostenibles de vida y una sociedad global con base en un marco ético compartido ampliamente que incluye el respeto y el cuidado de la comunidad de vida, la integridad ecológica, los derechos humanos universales, el respeto a la diversidad, la justicia económica, la democracia y una cultura de paz.

Visión

Vislumbramos a las personas, las organizaciones, los comercios y negocios, los gobiernos y las instituciones multilaterales en todo el mundo, lo que incluye a la Asamblea General y a las agencias de las Naciones Unidas, reconociendo a la Carta de la Tierra, adoptando sus valores y principios y trabajando en colaboración para construir sociedades justas, sostenibles y pacíficas.

Metas

  • Incrementar el grado de conciencia en todo el mundo sobre la Carta de la Tierra y promover la comprensión de su visión ética inclusiva.
  • Buscar el reconocimiento y el respaldo de la Carta de la Tierra por parte de las personas, las organizaciones y las Naciones Unidas.
  • Promover el uso de la Carta de la Tierra como una guía ética y la implementación de sus principios por parte de la sociedad civil, los negocios y los gobiernos.
  • Exhortar y prestar apoyo al uso educativo de la Carta de la Tierra en escuelas, universidades, comunidades ecuménicas, comunidades locales y muchos otros entornos.
  • Promover el reconocimiento y el uso de la Carta de la Tierra como un documento de ley blanda.

La Carta de la Tierra fue iniciada en 1987, a petición de la Comisión Mundial para el Medio Ambiente y el Desarrollo de las Naciones Unidas, sus principios están cimentados en la ciencia contemporánea, el derecho internacional, la sabiduría de las grandes tradiciones filosóficas y religiosas del mundo, las declaraciones y reportes de las 7 conferencias de la ONU de los años 90, el movimiento ético mundial y gran número de declaraciones gubernamentales y tratados de los pueblos de los últimos 30 años.

Es el resultado de un proceso de conversación intercultural de más de 10 años, en los que ha sido sometida a un proceso de consulta internacional para comentario y debate por parte de ONGs, grupos comunitarios, sociedades profesionales y expertos internacionales de diversos campos, siendo revisada y contrastada por miles de personas y cientos de organizaciones de todo el mundo.

Sus principios se detallan a continuación, aunque recomiendo la lectura completa  de la Carta, ya que en ella se desarrollan con acciones concretas cada uno de estos principios:

Principios

I. Respeto y cuidado de la comunidad de la vida

1.  Respetar la Tierra y la vida en toda su diversidad.

2. Cuidar la comunidad de la vida con entendimiento, compasión y amor.

3. Construir sociedades democráticas que sean justas, participativas, sostenibles y pacíficas.

4. Asegurar que los frutos y las belleza de la Tierra se preserven para las generaciones. presentes y futuras.

Para poder realizar estos cuatro compromisos generales, es necesario:

II. Integridad ecológica

5.  Proteger y restaurar la integridad de los sistemas ecológicos de la Tierra, con especial preocupación por la diversidad biológica y los procesos naturales que sustentan la vida.

6. Evitar dañar, como el mejor método de protección ambiental y cuando el conocimiento sea limitado, proceder con precaución.

7. Adoptar patrones de producción, consumo y reproducción que salvaguarden las capacidades regenerativas de la Tierra, los derechos humanos y el bienestar comunitario.

8. Impulsar el estudio de la sostenibilidad ecológica y promover el intercambio abierto y la extensa aplicación del conocimiento adquirido.

III. Justicia social y económica

9.  Erradicar la pobreza como un imperativo ético, social y ambiental.

10. Asegurar que las actividades e instituciones económicas, a todo nivel, promuevan el desarrollo humano de forma equitativa y sostenible.

11. Afirmar la igualdad y equidad de género como prerrequisitos para el desarrollo sostenible y asegurar el acceso universal a la educación, el cuidado de la salud y la oportunidad económica.

12. Defender el derecho de todos, sin discriminación, a un entorno natural y social que apoye la dignidad humana, la salud física y el bienestar espiritual, con especial atención a los derechos de los pueblos indígenas y las minorías.

IV. Democracia, no violencia y paz

13. Fortalecer las instituciones democráticas en todos los niveles y brindar transparencia y rendimiento de cuentas en la gobernabilidad, participación inclusiva en la toma de decisiones y acceso a la justicia.

14. Integrar en la educación formal y en el aprendizaje a lo largo de la vida, las habilidades, el conocimiento y los valores necesarios para un modo de vida sostenible.

15. Tratar a todos los seres vivientes con respeto y consideración.

16. Promover una cultura de tolerancia, no violencia y paz.

Tal como expone en su último apartado de El camino hacia adelante, el proceso requerirá un cambio de mentalidad y de corazón; requiere también de un nuevo sentido de interdependencia global y responsabilidad universal.

Os animo a avalar la Carta de la Tierra y de esta manera dar un primer paso de compromiso para contribuir a un mundo justo, sostenible y pacífico, y trabajar para la realización de los valores y los principios de la Carta de la Tierra.


About these ads
Esta entrada fue publicada en Conciencia social y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s