Dinero y conciencia: ¿A quién sirve mi dinero?

Joan Antoni Melé Subdirector general de Triodos Bank y autor del libro “Dinero y conciencia: ¿A quién sirve mi dinero?”.

En esta conferencia nos expone su visión del mundo como organismo, hace varias propuestas que como consumidores podemos llevar a cabo y reflexiona sobre el ahorro, la inversión y la banca ética.

A continuación resumo varias ideas de su conferencia, referentes a la visión del mundo y a las buenas prácticas aplicando un consumo responsable:

  • “Ahora toca globalizar la conciencia, ver el mundo como algo global, como un único organismo, ver la sociedad como un organismo vivo del cual cada uno de nosotros somos una de sus células” y expone “que la tierra es un ser vivo y nosotros somos su parte consciente. En un organismo cada parte está relacionada con el todo, cada parte es el reflejo del todo, lo que hace cada una de las células influencia en el todo y cada célula necesita la totalidad para existir y eso lo hemos perdido de vista cuando hablamos de economía. La Humanidad es un organismo global, un organismo vivo.”
  • “Hay muchos misterios: ¿A quién sirve la ciencia y la técnica? Si la investigación y el desarrollo estuviera en el ser humano no habríamos llegado a la situación actual de deterioro del planeta, de enfermedad de la tierra como ser vivo” y “como formamos parte de esta tierra estamos enfermos y la pregunta es ¿cómo es posible que con tanto conocimiento científico y técnico hayamos llegado a esta situación? ¿qué estamos haciendo mal? Hoy no rige el mundo el ser humano sino el beneficio económico”.
  • Datos interesantes que expone:
    • En los últimos 20 años hemos perdido más planeta que en tres siglos.
    • En 20 años han surgido millones de organizaciones humanitarias en todo el mundo y cada una tiene decenas o cientos de personas; en total hay millones de personas dedicadas  al tema social, preocupadas por los demás, sin embargo, cada año se destina más dinero y cada año va a peor.
    • También hoy en día en el mundo existen 50 guerras, la mayoría no informadas en TV.
  • “Si queremos cambiar la sociedad tenemos que crear una nueva sociedad, una nueva cultura basada en el ser humano superior, creador, capaz de ser libre,.. descubrir quién soy, qué capacidades tengo y sobretodo qué puedo aportar a la humanidad”.
  • “¿Cómo se lleva todo esto al terreno de la economía? Tomando conciencia, uno sólo cambia cuando hace un trabajo interior de toma de conciencia, porque no puedes cambiar el mundo, no puedes cambiar la política, no tenemos derecho a exigir a los demás que cambien, uno sólo puede decir me voy a cambiar a mí mismo y solo cuando te has cambiado a ti mismo empiezas a ver que empiezas a influenciar a los demás”.
  • “¿Cómo estamos actuando en la economía?” lo que hacemos con el dinero es:
    • Lo utilizamos para comprar
    • Lo destinamos al ahorro
    • Lo damos en donación
  • Referente a la utilización del dinero en la compra, hay una reflexión inicial que podemos hacer y es un “ejercicio imaginativo de pensar, cada vez que utilizo el dinero ¿cómo estoy afectando a los demás?”, por ejemplo, cuando vamos a comprar hacernos tres cuestiones:
    • “¿Qué vamos a comprar? plantearse si lo que vamos a comprar se ha hecho siguiendo criterios ecológicos, que respeten el medio ambiente, porque si no podemos estar contribuyendo a la destrucción del planeta. El 60% del cambio climático viene de la agricultura intensiva o agresiva, como comprar cerezas en Navidad, ¿quién paga el coste de contaminación del problema de miles de barcos, camiones y aviones arriba y abajo transportando productos porque a nosotros se nos antoja o porque son más baratos?” En este sentido, su propuesta de cambio personal es “empezar a comprar productos ecológicos, ya que es una toma de responsabilidad que cambia el mundo”.
    • “¿Por qué lo compramos? ¿Por qué hemos basado la cultura de occidente en el consumo? Ir de compras es ir a ver qué encuentro, lo cual significa que no necesitas nada. Una sociedad consumista es fácilmente manipulable”. Propuesta: “dedicar tiempo a la espiritualidad, cultura, meditación, a ti mismo y hacer un consumo responsable, no podemos seguir consumiendo igual porque el planeta no lo permite”, por lo que su propuesta es “sustituir cada vez más el consumo material por el consumo espiritual y cultural”.
    • “¿Y a quién o dónde lo estamos comprando? Cada uno de nosotros es responsable de lo que hace en el mundo, descubre cuáles son tus capacidades e intenta aportarlas al mundo porque el mundo las necesita y ten confianza porque lo que tú necesitas ya lo recibirás, así habría que educar a los jóvenes”. “¿Cuánta gente es infeliz en su trabajo?” Cuando el trabajo tendría que contribuir a la realización personal, a lo que yo aporto como ser humano. Por otro lado, “hay que cambiar el tema de la oferta y la demanda, ¿Qué hay detrás de la competencia? ¿Por qué pueden vender más barato en un sitio que en otro? ¿Qué está pasando al final de la cadena de producción? No podemos dejar de hacernos estas preguntas, porque formamos parte de la cadena de explotación cuando sólo miramos el precio”. Su propuesta es buscar el precio justo, “el que le permite al productor vivir como una persona, a través del comercio justo y si es más caro, podemos consumir menos”. Otra propuesta es entrar en cadenas de economía asociativa, “entre productores, distribuidores, comercio y consumidor, donde se acuerdan los precios”, por ejemplo de productos alimenticios ecológicos.

La libertad es escoger cómo actuar con nuestro dinero y contribuir a una economía más sostenible.

About these ads
Esta entrada fue publicada en Conciencia social y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Dinero y conciencia: ¿A quién sirve mi dinero?

  1. ExplosiveBeast dijo:

    Vaya… tristemente esa forma de pensar tuvo que haberse inculcado hace 30 años mas o menos… todos sabemos bien que el planeta es un organismo, que nosotros somos las bacterias y que podemos funcionar de dos formas… para beneficio o para acabarle… el ha dicho algo sorprendente para mi y es acerca del consumo agresivo, cuanta razon tiene la persona al decir que cuanto mas consumimos por un capricho mas dañamos al planeta. A mi sano juizio yo he cambiado, supongo que no es mucho, puesto que no puedo cambiar a los demas, pero yo he visto cambios notorios en las personas cercanas a mi, como que ahora muchos reciclan el plastico (ya que en Mexico hay toneladas y toneladas de este material que no usamos, que esta en basureros y cuando se recoje se manda a China para que haya lo reciclen, pudiendo bien reciclarse aqui), que ahora no se desperdicia el agua y se ahorra lo mas que se puede… Ojala mucha gente empezara a influenciarse de esa forma y creo que almenos podriamos resistir unos años mas, pues si el mundo no se acaba en el 2012 seguramente para el 2060 no quedaran alimentos para el humano y no solo eso, sino que el ambiente seria demasiado hostil para sobrevivir.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s